lunes, febrero 18, 2013

Un diputado recuerda que en 2008 el MAS aseguró que Morales no iba a ir a la reelección en 2014

Fabián II Yaksic1
Afirmamos que constitucionalmente el ciudadano Evo Morales, hoy Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, está inhabilitado para participar como candidato en las próximas elecciones generales del 2014, como consecuencia de los acuerdos políticos entre el MAS y el bloque de oposición parlamentaria (PODEMOS, MNR y UN) de octubre de 2008. Dichos acuerdos permitieron en el Congreso la aprobación de la Ley de convocatoria a Referendo para aprobar la Constitución Política del Estado.

Entre las más de 140 modificaciones del proyecto de Constitución, aprobado por la Asamblea Constituyente en Oruro, se acordó la realización de las elecciones para diciembre de 2009 y que el Presidente Evo Morales no podía ir a una nueva re elección el 2014. Para ello se modificó expresamente la Disposición Transitoria Primera del proyecto de constitución aprobado por la Asamblea Constituyente en Oruro, veamos: TEXTO APROBADO POR LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE EN ORURO (DICIEMBRE 2007). DISPOSICIÓN TRANSITORIA PRIMERA (INCISO III)

“Los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución NO serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”.

TEXTO MODIFICADO POR EL CONGRESO (OCTUBRE 2008) Y APROBADO EN EL REFERENDO CONSTITUCIONAL (15 DE ENERO 2009) EN ACTUAL VIGENCIA. DISPOSICIÓN TRANSITORIA PRIMERA (INCISO II)

“Los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”.

En las negociaciones de octubre 2008, participaron por parte del gobierno Carlos Romero y varios Diputados y Senadores del MAS, por parte de PODEMOS, MNR y Fabián II Yaksic, Diputado del Movimiento Sin Miedo (MSM). Texto publicado en NUEVA CRÓNICA y BUEN GOBIERNO, Publicación del Instituto PRISMA y PLURAL Editores, Nº 110, 1era quincena de julio 2012, La Paz-Bolivia.

UN, Luis Vasquez Villamor, Carlos Borth, Antonio Franco y Oscar Ortiz (como los más visibles). Un tema que puso en riesgo los acuerdos para la aprobación de la Ley de convocatoria a Referendo constitucional para enero del 2009 era precisamente la posibilidad de una nueva candidatura de Evo Morales para el 2014. Para evitar el empantanamiento en las negociaciones el Presidente Morales acepta no ir nuevamente a la re elección el 2014, prueba de ello son las declaraciones públicas registradas por los medios de comunicación, realizadas en fecha 20 de octubre de 2008, por los principales negociadores del gobierno que a nombre del Presidente afirmaron lo siguiente:

"Algunos partidos políticos han considerado que eso (reelección) era excesivo (…) el MAS, el Presidente de la República han renunciado a la posibilidad de reproducir el control de la administración pública por la vía electoral en un segundo periodo constitucional, después del adelanto de elecciones que se está proponiendo", manifestó entonces el ministro de Desarrollo Rural, Carlos Romero, principal operador político del Gobierno en la negociación.

"El presidente, de una manera muy desprendida, ha planteado eliminar en los hechos la reelección”, insistió Carlos Romero y luego calificó la decisión como un "desprendimiento objetivo, inverosímil, indubitable e incontrastable".

En la misma línea, el ex senador del MAS y ex ministro de Trabajo, Félix Rojas, que también participó en las negociaciones, anunció en ese entonces que el  presidente contabilizaría su gestión inconclusa como su primer mandato. “El mandatario estaría candidateando el 2009 por cinco años de gobierno, luego de ello YA NO TENDRÍA DERECHO DE SER CANDIDATO”, señaló.

En fecha 20 de octubre de 2008, la gubernamental Agencia Boliviana de Informaciones (ABI) informó que “Evo Morales renuncia a la reelección para viabilizar referendo constitucional”….”Evo Morales podrá participar de las elecciones con la nueva Constitución… por un nuevo periodo constitucional, pero no ser reelecto, como era la exigencia y temor de los partidos opositores”.

No sería nada ético que ahora se pretenda desconocer los acuerdos y compromisos asumidos en octubre de 2008.

Esgrimiendo el argumento de que su primer mandato no acabó y que él fue elegido Presidente en diciembre del 2009 con una nueva Constitución Política del Estado (que entró en vigencia el 7 de febrero de 2009), el Presidente Evo Morales afirmaba en septiembre del 2010 que: "Nosotros sabíamos que la derecha en 2008 quería que yo cumpla mi mandato e inhabilitarme con el artículo transitorio. La derecha trató de meterme una trampa y nosotros la cruzamos, pero le hicimos otra trampa más interesante de fondo, eso es lo que no quieren asumir", declaró durante una rueda de prensa.

En la misma línea pero con distinto argumento el Vice Presidente Álvaro García Linera afirmaba en octubre de 2010: “La estrategia envolvente obtuvo el resultado esperado, que la Constitución habilite al Presidente porque corren dos mandatos", afirmó García Linera, para quien el período 2005-2009 no cuenta, dado que se recortó un año, y la CPE establece que los mandatos presidenciales son de cinco años.

En América Latina se han visto casos similares, pero el más parecido es el de Fujimori en el Perú, que con los mismos argumentos habilitó su candidatura por un tercer período para las elecciones del año 2000. En una entrevista realizada en 1997, el propio Fujimori declaraba públicamente que no podía presentar su candidatura en el 2000, porque no lo permite la Constitución.

Sin embargo “le metió nomás” con la ayuda de la mayoría que tenía en el Congreso peruano, que aprobó en 1997 una ley, denominada de "Interpretación Auténtica de la Constitución", que habilitó a Fujimori a presentarse en los comicios del 2000 al considerar el período de gobierno que ejerció entre 1990 y 1995 sujeto a otro régimen constitucional, el de 1979. Fujimori fue elegido por primera vez en 1990, bajo la Carta Magna de 1979, que fue sustituida por otra en 1993.

Sea una “trampa” o una “estrategia envolvente” tendida a la oposición política de entonces, lo cierto es que hubo un acuerdo político que permitió una salida concertada a una crisis política que ponía en riesgo incluso la estabilidad democrática del país. De persistir en este empeño de ignorar los acuerdos consagrados en la Constitución Política del Estado, políticamente esto se podría entender más bien como una intención de prorrogismo que por supuesto le haría un enorme daño a la democracia y también a la posible candidatura de Evo Morales para el 2014.

Si Evo Morales quiere habilitarse para las elecciones del 2014, debería impulsar una ley de reforma constitucional y convocar a referendo para modificar la Disposición Transitoria Segunda del texto constitucional, retomando el texto aprobado por la Asamblea Constituyente en Oruro. De no asumir este camino constitucional, al menos, el Tribunal Constitucional Plurinacional debería emitir un pronunciamiento al respecto.

Pese a todo lo señalado es posible que se imponga la interpretación presidencial y sea nomás candidato en las próximas elecciones generales del 2014. De ser así por supuesto que, sin miedo, habrá que trabajar una alternativa articuladora desde la izquierda democrática para derrotar política y electoralmente al MAS. Esto solo será posible con una sólida propuesta programática, para retomar las banderas de la transformación del país, que se sintetiza en la necesidad de impulsar las grandes construcciones que responden a los cuatro desafíos en la dirección y gobierno del país: la construcción económico-productiva; la construcción autonómica; la construcción institucional; y la construcción plurinacional.

No hay comentarios.: